Olas de calor y cambio climático

Por Daniela Bruse Cities Climate change

Debido al cambio climático, el aumento de los eventos de olas de calor, tanto en frecuencia como en intensidad, es una amenaza para todas las ciudades del mundo. Sin embargo, las ciudades ya expuestas a condiciones climáticas extremas, como ciudades en desiertos o zonas cálidas y secas como Sídney, ya experimentan hoy lo que se podría concebir como una teoría futura.

Sin duda la gente necesitará vivir en ciudades, ya que esta es la única solución razonable para dar hogar a miles de millones de personas. Pero para asegurarse de que las condiciones de vida en las zonas urbanas sigan siendo adecuadas ante episodios de olas de calor, tormentas, lluvias o nuevos climas futuros, es necesario replantear el diseño de las ciudades.

Muchas ciudades ya han comenzado este proceso, como París y Barcelona, ​​limitando el tráfico vehicular y utilizando el espacio abierto recuperado para la vegetación y otros usos que se adapten a los hombres y no al automóvil. No obstante, es necesario ir más allá, y actuar más rápido de lo que imaginábamos. Ya el COVID-19 nos mostró como el mundo se puede adaptar rápidamente ante una amenaza.