Análisis de los efectos de pintar las calles de blanco en Los Ángeles

La mitigación del efecto de la isla de calor urbana es una de las tareas de diseño más difíciles de lograr para los urbanistas y arquitectos. Además de aplicar diferentes soluciones basadas en la naturaleza (SBN), como coberturas vegetales o de agua, cambiar las propiedades físicas de los materiales urbanos es también una forma de reducir el estrés térmico.

El recubrimiento con color blanco de carreteras de asfalto oscuro es una estrategia de adaptación que se ha aplicado recientemente en varios países del mundo. En nuestro nuevo estudio de caso queremos explorar cuál sería el efecto de una medida de este tipo en el microclima urbano, a través del análisis de uno de los barrios más antiguos de Los Ángeles: Angelino Heights.

El conjunto de datos preparado para su descarga cubre un período de simulación de 6 días y es un ejemplo interesante para observar efectos como el almacenamiento de calor en el suelo a largo plazo a través de ENVI-met.

El estudio de caso se encuentra aquí.